búsqueda



» búsqueda avanzada

dónde comprar

Venta por Internet

Colección Singular

Pobre cerebro

Pobre cerebro

Los efectos de la pobreza sobre el desarrollo cognitivo y emocional y lo que la neurociencia puede hacer para prevenirlos

Sebastián Lipina

Son nuestros genes los que dictan que tengamos cierto color de pelo, condiciones para la música o el básquet, predisposición a enfermarnos de algunas cosas. Pero no sólo de genes se hace el hombre (ni la mujer), y el que logremos ser personas autónomas, capaces de concebir y construir proyectos de vida, depende de mucho más. El afecto, el pan, el estímulo intelectual y hasta las vacaciones (o sea, el ambiente en que nos criamos) son desde muy temprano fundamentales para el crecimiento de ese sistema nervioso que nos hará ser quienes somos. Pobre del cerebro cuando faltan, aunque hoy sabemos que hay mucho que puede hacerse.

El derecho a comunicar

El derecho a comunicar

Los conflictos en torno a la libertad de expresión en las sociedades contemporáneas

Damián Loreti, Luis Lozano

Las problemáticas vinculadas al ejercicio de la libertad de expresión y el acceso a los medios de comunicación adquirieron una centralidad inédita en el debate político desde la vuelta a la democracia. Si en un principio la lucha se orientó a desterrar la censura estatal, poco a poco la agenda de temas reclamó otro tipo de declaraciones y derechos ante la presencia de actores igualmente poderosos, capaces de poner en riesgo la diversidad y el pluralismo, condiciones para una verdadera democracia.

La biblioteca de noche

La biblioteca de noche

Alberto Manguel

En los primeros años del siglo XXI, Alberto Manguel logró reunir todos sus libros en un antiguo granero remodelado, en el predio de su casa francesa, al sur del Loira. Allí, en la compañía de miles de volúmenes que habían estado dispersos durante décadas, Manguel escribió este viaje fascinante por bibliotecas del pasado y del presente, una exploración por la idea de preservación y retrato de época en los libros atesorados en un lugar y con un método.

Con Borges

Con Borges

Alberto Manguel

En 1964, un joven Alberto Manguel conoció a Jorge Luis Borges en la librería Pigmalion, donde trabajaba como vendedor por la tarde, cuando salía del colegio. Desde entonces, y hasta 1968, fue a la casa del escritor varias noches por semana, a leerle en voz alta. Con Borges es el relato imperdible, delicioso, de esos encuentros, que consistían en sesiones de lectura, paseos por la ciudad, conversaciones, comidas, ocurrencias.

Una historia natural de la curiosidad

Una historia natural de la curiosidad

Alberto Manguel

“Tengo curiosidad sobre la curiosidad” es la afirmación que abre este libro. Una de las primeras frases que aprendemos de niños es “¿por qué?”. La decimos una y otra vez, para saber algo del mundo en que vivimos, para entender cómo funcionan las cosas o para compartir con otros nuestra perplejidad. Y aunque muy pronto descubrimos que la curiosidad pocas veces encuentra respuestas reveladoras y definitivas, seguimos preguntando, porque el deseo de saber y de dialogar con otros es más fuerte. Y porque nos damos cuenta de que si las afirmaciones tajantes tienden a aislar, a dejarnos solos con lo que creemos saber, las preguntas unen.

Una historia de la lectura

Una historia de la lectura

Alberto Manguel

Una historia de la lectura recorre seis mil años de palabra escrita, desde las tablillas de arcilla del cuarto milenio a. C. hasta los libros impresos y los formatos digitales. En esta guía exquisita, Manguel retrata a lectores de todos los tipos y todos los tiempos (como Aristóteles o Borges, Virgilio o Dickens), sus hábitos y gustos, y nos conduce por las librerías del mundo, las cualidades de cada edición, las bibliotecas célebres y las desconocidas.

Progresistas fuimos todos

Progresistas fuimos todos

Del antimenemismo a kirchner, cómo construyeron el progresismo las revistas políticas

Eduardo Minutella, María Noel Álvarez

Hubo una época, no mucho tiempo atrás, en la que el progresismo era un espacio amplio y heterogéneo una sensibilidad compartida y una alternativa política que podía ser competitiva en las urnas. En aquel entonces -los años noventa-, ser progresista era adherir a la búsqueda de mayor equidad social, a la transparencia institucional, el respeto por los derechos humanos y la crítica de la corrupción. Era, en una palabra, ser antimenemista. Tras la crisis de la Alianza en el poder -que pulverizó las esperanzas de aquellas ideas-, fue el kirchnerismo el que interpeló al campo progresista y lo obligó a redefinirse.

 

recomendado

cuando la ciencia despertaba fantasías

de Soledad Quereilhac

Por Marcelo Figueras

» ver reseña

seguinos en

seguinos en Facebook seguinos en Twitter seguinos en YouTube seguinos en Instagram

| home | agenda | novedades | autores | prensa | contáctenos | Siglo XXI México | Anthropos / España |

Desarrollado por Kaleido Group